ARTE Y MODA. LA NOCHE ESTRELLADA DE ZUHAIR MURAD


“Cuando siento una necesidad de religión, salgo de noche y pinto las estrellas”.

Eterna, oscura, sinuosa, resplandeciente, sombría, un mar de luces, estrellas y luna iluminan Saint-Rémy bajo la mirada y pincel del postimpresionista Vincent van Vogh. 1889 fue un año clave para el pintor neerlandés, no sólo porque fue el año previo a su muerte, o porque realizase una de las obras por las que sería mundialmente conocido años después, sino porque se trató del año luz en el que pintó varias de sus mejores creaciones.




En 1889 Van Gogh se arrancó el lóbulo de la oreja izquierda de un navajazo tras una discusión con su amigo, y también pintor, Paul Gauguin. Al poco tiempo regresó a su casa amarilla, en donde volvió a tomar los pinceles, y posteriormente acabó por ser trasladado, en el mes de mayo, hasta el hospital psiquiátrico de Saint-Rémy, lugar en el que padeció alucinaciones y ataques epilépticos. Justo un año antes Van Gogh ya había comenzado a trabajar la visión nocturna en obras como: La terraza de Café por la noche (Museo Kröller Müller, 1888) o Noche estrellada sobre el Ródano (Musée d’Orsay, 1888); llegando a la obra culmen con la visión, que poseía desde la ventana de este psiquiátrico de Saint-Rémy, de su “Noche estrellada”.

En este lienzo, realizado a partir de la técnica del óleo, se aprecia la población francesa de Saint-Rémy-de-Provence en una noche arremolinada de estrellas e inundada de luz por la inmensa luna situada en la franja superior derecha. La magnífica labor del pintor queda aquí patente, no sólo a partir de los múltiples detalles que analizaremos más adelante, ya que este fue realizado durante la luz del pleno día, de memoria.


Son numerosos los aspectos llamativos de esta pintura, quizás el aspecto primordial y más destacable, es el que le da nombre y tema central: el cielo. En este, las ardientes estrellas convergen entre ellas con movimientos giratorios que llenan de luminosidad; estrellas acompañadas de una, igualmente, brillante luna en cuarto menguante. Asimismo, esta sección del lienzo deja patente una de las pinceladas más características de la historia de la pintura. Trazos intensos, marcados, a base de espirales que toma como inspiración del neoimpresionista George Pierre Seurat o las estampas japonesas.



Bajo la agitación del cielo estrellado nos encontramos con la población de Saint-Rémy, la más pura tranquilidad frente a la activa inquietud de la parte superior. Frente a los ardientes y luminosos colores superiores, las tonalidades frías y oscuras cubren los hogares. Como eje central, dentro de esta población y punto en que la mirada del espectador se posiciona, nos encontramos con la aguja de la iglesia reinante sobre tal soberana tranquilidad.

El último eje lo encontramos en el inmenso ciprés que ocupa toda la parte del lateral izquierdo. Con el mismo sentido de movimiento, mostrado por el cielo nocturno, la arboleda converge en dicha oscilación.


Esta obra es hoy uno de los lienzos más renombrados del pintor Vincent, pintura clave del movimiento postimpresionita, ejemplo en cada libro de Historia del Arte Universal y uno de los lienzos más reproducidos en estampas y grabados. La Noche Estrellada, en 1941 pasó a formar parte de la colección del famoso MoMA de Nueva York (Modern Museum of Art of New York).


El 10 de julio de 2014, bajo la sombra de la Semana de la Alta Costura, un diseñador ejemplar presentaba una modélica colección: Zuhair Murad. Frente a diseños esculturales y llenos de esquemas arquitectónicos, el modisto nos mostraba cuarenta y seis vestidos de las más amplias gamas tonales, en la que destacaban, principalmente, dos (los looks 19 y 20). En ambos acogía las tonalidades empleadas por el pintor postimpresionista creando en tela dos trajes que nos traían a la pasarela dos magníficas noches estrelladas.



Amarillos, malvas, morados, añiles. La euforia de Vincent queda testimoniada en las telas de Zuhair. Libanés y neerlandés se unen en estos magníficos diseños. Siluetas clásicas, marcados modelos esculturales sobresaliendo los ejemplos asimétricos, de amplios volúmenes en faldas anudadas. Las ondas de la noche estrellada quedan grabadas en la confección de esta Alta Costura.





  • Bibliografía y fuentes consultadas:

¿Qué significa este cuadro o escultura?: “La Noche Estrellada (1889)”. 
Arte Historia: “Noche estrellada”. 
Arte sin fin: “La noche estrellada, V. Van Gogh”. 
Historia del Arte: “Vincent Van Gogh: La noche estrellada”. 
Humanismo, Lenguaje y Creación: “Análisis de la pintura la Noche Estrellada”. 
MoMA: “The Starry Night”. 
Style.com: “Zuhair Murad Couture Fall 2014”. 
Van Gogh Gallery: “Vincent van Gogh: La noche estrellada”. 

4 comentarios :

  1. Me encanta el post, muy buen trabajo!

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho tu post! Soy historiadora del arte y este cuadro es de mis favoritos, o sea que los vestidos me parecen divinos! Te sigo por el tag Blogger unidos, te espero en mi blog si te apetece!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...